La Provincia ha sufrido en los últimos días lluvias inéditas, que dejaron como saldo varias localidades con problemas, 500 evacuados, más de 2.000 autoevacuados y varios cortes de rutas.
Además de las situaciones ya conocidas en nuestra región, la ciudad más complicada en el resto de la Provincia es Arroyo Seco, donde existen serios inconvenientes de conectividad que dificultan la llegada de la ayuda.
Según lo informado por el propio Gobierno tras la reunión del Comité Operativo de Emergencias, llevada a cabo en la ciudad de Rosario, son más de 70 localidades afectadas en cuatro departamentos: General López, Rosario, Constitución y Caseros.

Fuente: Diario La Opinión